"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

sábado, diciembre 09, 2006

The Queen, de Stephen Frears

En Libertad Digital me ocupo de The Queen, una película sutil pero contundentemente política. Si Inocencio X es uno de los Papas más conocidos es gracias al talento revelador de Velázquez. Si Isabel II será uno de los rostros más recordados de la monarquía británica será gracias al reverente retrato irreverente que le hizo Lucien Freud y el irreverente retrato reverente que le han brindado Stephen Frears y Peter Morgan.






Aparte de los protagonistas obvios, Isabel II y Tony Blair, el repertorio de malos alcanza a la prensa tomatera, Cherry Blair, el príncipe Carlos... y el pueblo. Pocas veces, en Furia de Lang, Un rostro en la multitud de Kazan o La jauría humana de Penn, el sano y llano pueblo, es decir el populacho, ha sido retratado en su sencillez mortal, esa combinación de estupidez bovina y entusiasmo criminal sobre la que se asientan todos los caudillos populares.

Mientras la veía sentía una mezcla de envidia y vergüenza. Envidia viendo como los artistas anglosajones contribuyen a iluminar la escena de la acción colectiva. Vergüenza recordando la demagogia de todoacien de los cineastas españoles, que durante la campaña electoral pasada alcanzó una sima irrebasable de estulticia.

PD. Más sobre Morgan y el debate Nixon/Frost

7 comentarios:

Armando dijo...

En todas partes no he encontrado más que buenas palabras para esta película.
Es curioso como la mayoría de las veces aquellos artistas -autores o como quiera que se llamen- que son tachados de aburguesados o conformistas por supuestamente pusilánimes, suelen ser los que hacen los retratos más ajustados.

Enhorabuena por el artículo.

Perot lo Lladre dijo...

Lo cierto es que no podemos saber si la digamos que fria actitud de SM Britanica ante la muerte de su ex-nuera, se debio a que la chica le caia mal desde todos los puntos de vista, para lo que hay que reconocer que le sobraban razones, o porque, como pretende la pelicula, su natural austero se impuso. Asi que creerse lo que cuenta Frears es solo un acto de fe.

En lo que si estoy de acuerdo es en que el pueblo britanico demostro a las claras que el exito de la prensa-basura (tabloides) en el pais no es por nada. Pero no es eso lo normal nuestros dias en las llamadas democracias? No incentivan hasta el limite los medios (Salsa Rosa, Corazon Corazon, El Tomate, etc) estos comportamientos? El que come basura acaba convietiendose en un cerdo, pero cabe preguntarse de quien es la culpa de esta metamorfosis, si del cerdo o de quien le echa de comer.

Libertariano dijo...

Gracias Armando. Y si así es, Perot, el pueblo inglés, imagínate otros...

alejandro dijo...

No acostumbro a ser tan categórico, pero debo decir que tu crítica de La Reina en LD es sencillamente magistral, para mi gusto, la mejor que has escrito. Enhorabuena de verdad. Lo del Dry Martini y la Reina Madre...aún me estoy descojonando. ¡Pobre mujer! Y qué lucidez la de la señora en algún que otro pasaje.
Bien por Frears; muy liberal no creo que sea, pero sí justo, sensato y épico, por Dios, que buena falta hace valorar nuestras instituciones más allá de la retórica "social". Es curioso que Morgan aborde también a Nixon, tan parecido a la Reina Isabel en ese sentimentalismo (para sus cosas)reñido a muerte con el sentimentalismo de la plebe, cursi y zapateril. ¿Has escrito algo sobre Nixon de Oliver Stone? Es que a mi me encanta. Creo que es lo mejor que ha hecho

Libertariano dijo...

Gracias, Alejandro. El Nixon de Stone lo he visto deprisa y corriendo, y con el doble rechazo que me producen Stone, habitualmente vulgar, y Hopkins, habitualmente habitual.

Pero esta Navidad le daré una oportunidad.

Alejandro dijo...

Es que no es el Stone habitual y tampoco el Hopkins interpretándose a sí mismo de siempre. A alguien a quien le gusta tanto la política como a ti le tiene que acabar convenciendo. Revísala y flipa con los diálogos entre Nixon y una suerte de Presidente de TEXACO interpretado por el gran Larry Hagman, o con los problemas de Nixon con sus complejos juveniles y cómo estos afectan a su política

jiang dijo...

Such was the case when second life linden labs decided to pull the plug on several banks in the game. Some of these banks offered the system to buy lindens what real life banks would an interest rate. Some people get their secondlife money out of the banks says that Second Life depositors may have US$ 750,000 in real life money. The new rules state that only banks with proof of an applicable government registration statement or financial institution character will be able to operate with cheap linden in the game. Second Life has proven to be a popular place for companies to set up virtual shop where many players can exchange their favorite something with all kinds of linden dollars.