"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

domingo, marzo 29, 2009

Diálogo entre el Miedo y el Torero

Llegará el día en que vayamos a ver corridas de toros escondidos en la noche, amparados por la diosa Alevosía. La policía eco-socialista nos perseguirá por marismas y dehesas, como los humanos-demasiado-humanos cazaban a los robots de I.A.

Manuel Chaves Nogales escribió este anticipador y magistral relato del diálogo entre el miedo y el torero en su biografía de Juan Belmonte:

Acurrucado todavía entre las sábanas, con el embozo subido hasta las cejas, el torero empieza su dramático diálogo con el miedo... Al miedo yo le venzo o, al menos, le contengo a fuerza de dialéctica. Es un diálogo incoherente, como el de un loco con un ser sobrenatural.

"Ea, mocito -me dice el miedo, con su feroz impertinencia, apenas me he despertado-: a levantarse y a irte a la plaza a que un toro te despanzurre."
"Hombre -replica uno desconcertado-, yo no creo que eso ocurra..."
"Bueno, bueno -reitera el miedo-; allá tú. Pero yo, que soy tu amigo de veras, te advierto que esto que haces es una temeridad. Llevas demasiado tiempo tentando a la fortuna."
"No todo es buena fortuna. Yo sé torear."
"A veces los toros tropiezan, ¿no lo sabes? ¿Qué necesidad tienes de correr ese albur insensato?"
"Es que como yo estoy comprometido..."
"Bah" ¿Qué importancia tienen los compromisos? El único compromiso serio que se contrae es el de vivir. No seas majadero. No vayas a la plaza."
...
"Sí se acordarán... Hay que vivir decorosamente hasta el final. Me debo a mi fama. Dentro de muchos años los aficionados a los toros recordarán que hubo un toreo muy valiente."
"Dentro de unos años, a lo mejor, no hay ni aficionados a los toros, ni siquiera toros. ¿Estás seguro de que las generaciones venideras tendrán en alguna estima el valor de los toreros? ¿Quién te dice que algún día no han de ser abolidas las corridas de toros y desdeñada la memoria de sus héroes? Precisamente, los gobiernos socialistas..."
"Eso sí es verdad. Puede ocurrir que los socialistas, cuando gobiernen..."
"¡Naturalmente, hombre! ¡Pues imagínate que ha ocurrido ya! No torees más. No vayas esta tarde a la plaza. ¡Ponte enfermo! ¡Si casi lo estás ya!"
"No, no. Todavía no se han abolido las corridas de toros."
"¡Pero no es culpa tuya que no lo hayan hecho! Y no vas a pagar tú las consecuencias de ese abandono de los gobernantes."
"¡Claro! -exclama uno, muy convencido- ¡La culpa es de los socialistas, que no han abolido las corridas de toros, como debían! ¡Ya podían haberlo hecho!"

Y luego viene la puntilla argumental del Miedo: las mujeres hermosas... Mientras, a Zapatero sensibles socialistas le dan ideas para seguir maquillando la crisis y compensar el viraje nuclear de los ecologistas (chers frères, hypocrites)

Tenía razón Juan Belmonte. En El brau blau (El toro azul), Daniel V. Villamediana y Víctor J. Vázquez le rinden un hermoso homenaje en la figura de un artista conceptual del toreo, a medio camino entre Sísifo y Marcel Duchamp, entre lecturas de García Lorca y Cossío. Y el acierto espectacular de J.S. Bach y su "De Occulta Philosophia"





Y mientras nos busquen a dentelladas las almas bellas en las dehesas y marismas nosotros nos enamoraremos de la luna en una masía del Ampurdán.





1 comentario:

Alvy Singer dijo...

Ganas hay de verla!