"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, junio 25, 2009

Por qué no soy homosexual

De tanto preguntarse los gays por qué son homosexuales la verdad es que también estoy interesado en rastrear la genealogía de mi heterosexualidad perfecta (no quiero decir, ojo, que considere a la heterosexualidad una orientación perfecta y a otras imperfectas sino que en mi caso es pura. No quiero decir con ello que considere la heterosexualidad una actividad pura y al resto impuras, sino que en mi caso es absoluta. No quiero decir... bueno, vosotros entendéis...)

Luis Margol, que comienza un blog gay-liberal o liberal-gay, desmenuza el documental ¿Por qué soy gay? (The making of me) que este fin de semana emitirán en Canal + o Cuatro, que no me queda muy claro.

Mira que llevo mal la superstición creacionista y la tartufería antinuclear pero nada comparable a mi desprecio por la pulsión antigay. Desde mi unidimensional perspectiva heterosexual nunca he comprendido la fobia a los homosexuales que manifiestan algunos heteros. A menos, sospecho, que sientan esa inclinación dentro de ellos y pretendan reprimirla por medio de la negacion y la violencia hacia lo que odian en ellos mismos. El argumento, que no es tan sofista como parece: si de verdad fuesen heteros, estarían encantados de que hubiese homosexuales, sobre todo hombres







PD. Gran idea de Margol, cambiar el título "Orgullo gay" por el mucho más apropiado "Libertad gay". Idea made in Harvey Milk








19 comentarios:

Germánico dijo...

Lo que no entiendo, y así se lo hago saber en un comentario que ahora está pendiente de publicación, es el ataque a Alberto Gómez Corona.

Germánico dijo...

Decía Nietzsche que lo que a él le llamaba la atención era la norma, no la excepción.

Pero en esto de la homosexualidad lo interesante verdaderamente es la excepción, pasada por la norma. Quiero decir que los homosexuales no son tan excepcionales, sexualmente hablando. Lo único que varía es el objeto de su preferencia (si bien dentro de la misma especie, buscan igualmente calor humano, en un amplio sentido de la expresión).

La pregunta que se hace el del documental me parece muy pertinente. Yo me la hago sin ser homosexual. Desde el punto de vista psicológico y evolutivo conduce a profundas reflexiones sobre la naturaleza humana. Cuando un homosexual se pregunta por qué lo es se está preguntando por todos, homosexuales o no. La homosexualidad es una parte importante de nuestro bagaje como especie enormemente social y sexual.

JFM dijo...

A mi lo que simpre me ha costado trabajo entender es porqué todas las mujers no son homosexuales con lo feos que son los hombres y lo atractivas las mujeres. Afortunadamente la falta de gusto est&accute; muy extendida entre las mujeres. :-)

POLIDORI dijo...

¿Porqué nos dividimos en función de con quien nos acostamos?

Alfredo dijo...

Su "análisis" me parece barato y repetitivo -- el típico "ohh critica la homosexualidad, pues tiene que ser homosexual" y es un argumento estúpido. ¿Si critico a los que roban, será porque me llama la atención robar? Por favor.

Lo cierto es que gran parte de la oposición a la homosexualidad es debido a que se pretende "normalizar" por la via judicial una perversión sexual. Yo no me corto un pelo a la hora de llamar las cosas tal y como yo las veo. Por supuesto que eso no significa que haya que encarcelar a los homosexuales pero tampoco debemos considerarlos como lo normal.

Luis Margol al parecer ha pasado de ser liberogay a ser mariprogre.

Deje la demagogia a un lado y defienda la libertad: defienda la libertad confesional que nos permite rechazar a los gays que intentan imponernos su "estílo" de vida.

JFM:

Pues mire usted -- si hay algo en lo que la mujer de hoy en día parece querer es imitar al hombre. En el fondo, nos tienen envidia.

merced dijo...

lo divertido es que si echas un capote a los homosexuales lo atribuyen a algún desliz de tu pasado. En fin, todos nos miramos el ombligo.

Anónimo dijo...

El creacionismo no hace daño a nadie - de hecho me preocupa la tendencia por despreciar a aquellos que ejercen su libertad de creer lo que quieran.

La tartufería antinuclear puede que nos lleve a tener que pagar un poco más por nuestra electricidad, lo cual es malo.

También me parece que es peor que cualquiera de estas dos cosas el criminalizar y discriminar a una persona por sus preferencias sexuales. Pero espero que no consideres "pulsión antigay" el que les diga a mis hijos que una familia con padre y madre es la unidad básica necesaria para garantizar el futuro de la especie, y que no es lo mismo la unión entre un hombre y una mujer y dos humanos del mismo sexo. A lo mejor es esperar mucho que no me desprecien también los liberales por pensar así?

Alfredo dijo...

Anónimo: no espere usted mucha tolerancia por ciertos círculos liberales con respecto a los que mantenemos posturas conservadoras en el ámbito social -- el liberalismo en España se ha convertido en progre y anarquista. La especie "protegida" por estos individuos son ahora los homosexuales cuando el verdadero origen del liberalismo era el liberalismo liberal-conservador, al menos en España.

Por mi parte, seguiré combatiendo lo progre que intente infiltrarse en el liberalismo. En una sesión parlamentaria de mi universidad, me pasé 8 horas en un "filibuster" para bloquear fondos universitarios destinados a un grupo que se llamaba "Converso Virium" -- un grupo desgraciadamente de mi universidad y que promueve todo tipo de perversiones sexuales, incluido el BDSM.

De la wikipedia:

"In 1994, soon after Conversio Virium's inception, a fellow Columbia University Christian group accused CV of violating its own constitution and as a result the university expelled CV from its grounds."

Pero luego volvieron los progres y su basurero ideológico -- la universidad volvió a permitir la entrada de CV. Intenté combatirlo con todas mis fuerzas y casi lo logramos -- al menos bloqueamos la financiación universitaria.

A lo que voy: mi mensaje era igual en 1999 que ahora en 2009, tras una década, no cambio:

Si los homosexuales quieren practicar su sexualidad, que la practiquen -- pero que no obliguen a los demás a tragar o a tratarles como "iguales" porque no son iguales. No tengo derecho a obligarles a ser lo que no son, y ellos no tienen derecho a obligarme a pensar que sus desviaciones son "normales", sobre todo si intentan utilizar medios públicos para imponer su fracaso.

Incluso en España, Catedral de los homosexuales, siguen en sus guettos ya que la mayoría no les acepta, aun después del gaytrimonio. Siguen aislados, por mucho que me vengan progres enchancletados/as a soltarme esa basura de "ohh yo tengo amigos gays" -- yo no, ¿eres mejor por tenerlos? No.

Zuppi dijo...

Alfredo: me resulta muy curioso que usted diga en su comentario de las 6:21, en el primer párrafo: "Su "análisis" me parece barato y repetitivo -- el típico "ohh critica la homosexualidad, pues tiene que ser homosexual"" y en el último: "Pues mire usted -- si hay algo en lo que la mujer de hoy en día parece querer es imitar al hombre. En el fondo, nos tienen envidia." Lo que me parece un análisis de igual nivel que el otro.
Por cierto, he ojeado su blog y, aunque no comparto la mayoría de sus opiniones, me resulta muy llamativa su claridad y falta de complejos al expresarse.
JFM: a mí, en cambio, siempre me ha costado entender qué ven los hombres en las mujeres...

Alfredo dijo...

Zuppi:

Muchas gracias. Se lo explico:

No creo que ambas posiciones sean equivalentes -- los que criticamos la politización de la sexualidad precisamente lo hacemos porque siempre conlleva mas Estado.

Por eso la ley de paridad es igual de brutal y liberticida que lo que quiere imponer el lobby homosexual que por supuesto no representa a todos los gays.

Con respecto a mis formas, bueno, llevo una década en políticas y a estas alturas uno se expresa con mucha claridad.

Al menos, siempre deseo ser honesto y me expreso sin rodeos.

irichc dijo...

Una sociedad que, a fuerza de escéptica, se burla de los grandes sistemas ideológicos y religiosos que en el mundo han sido, pero que es incapaz de reírse de algo tan manifiestamente absurdo como el movimiento gay es una sociedad enferma, bipolar, de hipócritas redomados.

Yitux dijo...

dicen que sólo el 10% de la población hetero, es hetero de verdad. El resto vacilamos en algún índice con la bisexualidad. En todo caso, cada cual que haga lo que mejor le parezca. Salud

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=xVdz985HTJk

Masgüel

Zelig dijo...

¿Heterosexual puro?

¿Quieres decir, por ejemplo, que entre Maria Antonia Iglesias y Brad Pitt elegirías a Maria Antonia?

No te lo crees ni tú. ;-P

Una obvia duda dijo...

Se menciona evolución, creacionismo y homosexualidad.

En algunas especies, las prácticas homosexuales son alternativas a las heterosexuales: si el macho dominante vigila a sus hembras y no deja otra posibilidad, le toca a algún macho el papel receptor para otros. con ganas y sin hembras.

Al ser estas prácticas ocasionales, y cambiarse cuando hay hembras disponibles, existe un mecanismo para que las siguientes generaciones reproduzcan los mismos patrones de comportamiento sexual.

Pero, entre los humanos, afirmamos -al menos en los últimos tiempos- una exclusividad en la sexualidad que deja poco espacio para que cuadre, a largo plazo, especie humana y homosexualidad (suponiendo que está sea innata) Si los homosexuales humanos lo son estrictamente y si su sexualidad es genética y no aprendida, la evolución condena a ese rasgo de homosexualidad estricta a la extinción.

¿Hay otras formas de cuadrar evolución y homosexualidad en humanos?

Libertariano dijo...

¿Puede ser la fobia a la homosexualidad un equivalente al tabú del incesto? Un mecanismo social para tener dentro de ciertos límites un comportamiento que extendido en ciertas condiciones podría ser perturbador para el orden social...

O quizás, como apunté, sea un prejuicio ideológico de ciertas culturas originado en ciertos complejos o culpas mal digeridas?

Hasta hace poco también se perseguía a los zurdos (siniestros), a los que se obligaba a ser diestros... La excepción suele causar pavor en la norma, sobre todo, en contextos sociales limitados.

Efectivamente, Santos hizo un gran discurso liberal. Progresista y "anarquista", que es lo que en el fondo somos los liberales (por qué los "liberal-conservadores" no se denominan "conservadores-liberales". El orden de los factores sí altera el producto.

Z., lo del dilema de Sophie era una bromita al lado de elegir entre Brad y María Antonia. Pues elijo la extinción de la humanidad, que nos tenéis hartos a los replicantes.

PD. Quién es Alberto Gómez Corona?

Alfredo dijo...

Sr. Navajas, de usted no me esperaba nada menos que afirme su anarquismo pero ni se le ocurra meterme a mí o a otros liberal CONSERVADORES en sus fantasías. Dios me libre de ser anarquista. El anarquismo es una perversión del liberalismo y una doctrina falsa.

Uno Que Pasaba Por Aquí dijo...

Oiga Irich, una pregunta, si Dios (esa entidad cuya existencia ni usted ni la Iglesia han conseguido demostrar con pruebas y en la que por tanto usted y la Iglesia sólo pueden creer) lo ha creado todo y por tanto ha creado tanto a hetererosexuales como a homosexuales ¿no le parece enfermo, bipolar y de hipócrita redomado por partida doble el hecho de reírse del movimiento gay que existe en el mundo real y es innegable su existencia y no hacerlo, en cambio, de los grandes sistemas ideológicos y religiosos que en el mundo han sido y que por tanto están basados en la autoridad de abstracciones y entidades indemostrables y que ponen por tanto el idealismo por encima del individuo real y del reconocimiento de la realidad homosexual que por lógica, si es que Dios es el creador de todo ha tenido que ser él mismo quien la ha creado?
Pregunto. Y por supuesto espero respuesta.

Anónimo dijo...

Pues a mi Maria Antonia Iglesias me pone.No se, ese cuerpo voluptuoso y regordete bien atado,con una capucha y con un bozal ....ufffffff