"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, julio 06, 2009

No se dan golpes de Estado. Repetid un millón de veces


Cuando creíamos que nada ni nadie podía superar a la Italia berlusca, siempre hay un país hispanoamericano dispuesto a dar la talla. Honduras, ese país al que ahora todo el mundo sabe situar en un mapa, se debate entre dos golpes de Estado, el que de facto y en proceso estaba dando el presidente Zelaya -con la inestimable ayuda del enésimo ami du peuple, el patriarca Chávez-, y el que perpetró el Ejército, con el inverosímil apoyo del Congreso y la Judicatura. Es decir, elija usted entre la malicia y la estupidez.

Esto pasa porque la incultura cinematográfica es abismal y, además, ya no se ponen películas en blanco y negro en horario infantil. Por ejemplo, yo vi de pequeño Siete días de mayo, una vacuna cinematográfica contra los golpes de Estado por muy presuntamente justificados que estén. Resulta que Frederic March es un presidente que en plena guerra fría quiere firmar un pacto de desarme total con la Unión Soviética. Es decir, que a su lado Zapatero es una mezcla entre Maquiavelo y el general Patton. Burt Lancaster es un carismático General que en un arranque de responsabilidad y patriotismo decide dar un golpe de Estado ante el inminente peligro de dejar al país cautivo y desarmado ante el enemigo rojo. Y Kirk Douglas será el coronel que admirando al General y estando en desacuerdo con el Presidente se verá envuelto en una conspiración que ríase usted del Club Bilderberg. Sobre todo porque por ahí ronda Ava Gardner, que es un coup d'état en sí misma.



La película se resume en el diálogo entre el Presidente y el General:

General James Mattoon Scott: And if you want to talk about your oath of office, I'm here to tell you face to face, President Lyman, that you violated that oath when you stripped this country of its muscles - when you deliberately played upon the fear and fatigue of the people and told them they could remove that fear by the stroke of a pen. And then when this nation rejected you, lost faith in you, and began militantly to oppose you, you violated that oath by not resigning from office and turning the country over to someone who could represent the people of the United States.
President Jordan Lyman: And that would be General James Mattoon Scott, would it? I don't know whether to laugh at that kind of megalomania, or simply cry.
General James Mattoon Scott: James Mattoon Scott, as you put it, hasn't the slightest interest in his own glorification. But he does have an abiding interest in the survival of this country.
President Jordan Lyman: Then, by God, run for office. You have such a fervent, passionate, evangelical faith in this country - why in the name of God don't you have any faith in the system of government you're so hell-bent to protect?




El enfrentamiento entre Lancaster y Douglas, discutiendo sobre quién es más Judas... ¡no os lo perdáis!

8 comentarios:

spartan dijo...

Yo hay algo que no entiendo. Honduras (Micheletti, vaya) pide a Interpol la captura (lo de búsqueda y captura sobra porque ya sabemos que Zelaya está en Venezuela, Nicaragua, Ecuador o Bolivia, o sea que se queda en captura) de Zelaya. Y Zelaya está empeñado en volver a Honduras. Eso sí, flanqueado por demócratas cómo Chávez, Fdez Kirschner, Correa, etc.

Vamos a ver, que esto parece la guerra de Gila. Dejen pasar a Zelaya y al talego, que es lo que se debió hacer en un principio, y no liar la que están liando. Eso sí, con la aquiescencia de la UE y EEUU, que sólo ven lo que quieren ver.

Ya ha muerto un chico, varias fuentes dicen que son dos personas las que han muerto. A ver si esto se arregla porque está tomando unos derroteros que no pintan nada bien.

POLIDORI dijo...

Hispanoamerica siempre se superará así misma. Y esto es empezar, ya verán como acaba esto, superando cualquier ficción pensada y por pensar.


John W.

Major Reisman dijo...

Buenas

A mi me gustó mucho la escena en la que Douglas le dice al presidente que no está de acuerdo con él, pero que cumplirá con su deber.

Y efectivamente, el diálogo final entre Lancaster y Douglas es de los de quitarse el sombrero.

Ah, no olvidar los mágnificos títulos de crédito.

Un saludo

Smith dijo...

1º No hay tal golpe de Estado. La Constitución sigue rigiendo y el partido gobernante es el del propio Zelaya.

2º Golpe de Estado el que estaba dando Zelaya.

3º Si es necesario, un golpe de Estado no es malo. Antes que una Honduras roja, prefiero una dictadura "blanca". Por lo menos hay libre comercio y respeto a la propiedad privada.

4º Algo bueno estarán haciendo en Honduras, cuando la comunidad internacional y el rojería castro-chavista están que rabian.

Revertiano dijo...

Cuentan que poco después de la intentona de golpe del 23-F un político español (no sé quién, posiblemente el ministro de AA.EE.) fue a Londres. Allí se entrevistó con Margaret Thatcher y le contó el chiste siguiente (el español a la Dama de Hierro).

-¿Cómo se da un golpe de estado en Gran Bretaña?
-Se presenta el general de turno ante el/la Primer Ministro, se cuadra a la inglesa, es decir mostrando la palma de la ano hacia adelante, y le espeta con energía militar: "¡¡quiero que sepa usted, Sr./a., que estoy en absoluto desacuerdo con... (la situación que sea), y por ello es muy posible que en las próximas elecciones ne le vote a usted!!"

Dicen que la Thatcher respondió: "sí, muy posiblemente sucedería así".

(Cromwelles a parte, claro).

Alberto dijo...

Y cómo son las purgas en el MI6:

- Wright.

- ¿Mmm?

- Te llama Hollis.

...

Toc, toc.

- Adelante.

- Buenos días, Director.

- Hola Peter. Por favor, toma asiento.

- Gracias.

- ¿Un poco de té?

- Oh, sí. Dos terrones.

(Beben)

- ¿Para qué quería verme, señor?

- Peter, ¿Por qué piensas que soy un agente doble?

- Pues verá, Director...

Así diez años.

Anónimo dijo...

Espero con delectacion, el proximo discurso de Raul Castro, en la proxima reunion de la OEA, denunciando la falta de democracia en Honduras...

Susy dijo...

La realidad suramericana es directamente proporcional al desconocimiento que en España o resto de Europa se tiene sobre ella. Y cuando digo suramérica, digo también México, por supuesto, aunque ellos digan que son norteamericanos, así como los argentinos, chilenos o Uruguayos se creen, sin ningún fundamento como es obvio, europeos.
De ahí el "realismo mágico" de la literatura de allá, Y el "yo y el otro" de Borges así, etc., etc. que se tiene por algo cercano a la ciencia-ficción acá y allá es la vida misma.
No creo que se trate de algo que tenga que ver con las películas en blanco y negro o color, si no de algo puramente cultural en un contexto histórico concreto que en nada tiene que ver con el mundo y la mentalidad occidental.
Me alegro haberte encontrado, en serio.
Saludos.