"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

martes, agosto 21, 2012

Más perdido que un liberal metido en política (y encuesta sobre si es mejor el P-Lib, PP, el PSOE o UPyD para un liberal)



Sabina cantaba aquello de "más triste que un torero al otro lado de un telón de acero".  Al tiempo que los toreros están en peligro de extinción, también los liberales.  Y tristes.  En Estados Unidos, liberales ("libertarians" allí) como Ron Paul son una minoría simbólica e irrelevante dentro del Partido Republicano o como Gary Johnson deben salir del partido que les hace la vida imposible.  En España, el único partido genuinamente liberal, el Partido de la Libertad Individual, es tan testimonial y anecdótico como Falange Auténtica de las JONS, el Partido Animalista o la Liga Comunista Revolucionaria.



Y, sin embargo, te quiero.  La política, digo.  ¿Qué debe hacer un liberal en en contexto francamente antiliberal?  Porque tanto los conservadores que dominan el PP como los socialistas del PSOE o de UPyD son refractarios a las ideas favorables a la libertad como valor supremo, siendo los primeros favorables al status quo y la tradición mientras que los segundos también apuestan por el status quo esta vez en nombre de valores colectivistas.  Un liberal podría estar en sintonía con una aproximación favorable al mercado de los conservadores (aunque en su caso, con freno y marcha atrás) mientras que con los socialistas coincidiría en temas que expanden la libertad en el ámbito social (al menos, en teoría. Porque en la práctica el socialismo de mano de ideologías como el feminismo (en el tema de la prostitución), el nacionalismo (como en la libertad de enseñanza) o el simple electoralismo (la legalización de las drogas) es cada vez más represor).  UPyD es una escisión antinacionalista del PSOE...

Hay, por tanto, dos estrategias para la actividad política del liberal.  Mantenerse fuera del circuito político "profesional" y dedicarse al agit-prop liberal en el off-Parliament con la esperanza de terminar influyendo en él.  Por el contrario, quizás esté harto de charlas liberales en la barra del bar, entre la grandeza y la inanidad, y se quiera lanzar a la arena política a probar de facto la fortaleza de sus ideas en el mercado público de las mismas.

En la semblanza de Johnny Munkhammar que escribió Johan Norberg tras su fallecimiento (y que ha traducido Emilio Quintana para Contrautopía) se nos ofrecía el ejemplo de un liberal comprometido con las ideas liberales que en un momento dado, también hay liberales nostálgicos de la política real en Suecia, saltó a la arena política, no resignándose a ser un liberal de salón:

"Johnny Munkhammar trató de incidir en la acción política a través de organizaciones y “think tanks”, pensaba que los políticos suecos tenían que ponerse al día de lo que estaba pasando fuera. Pero un día se dio cuenta de que los políticos no entendían lo que decía, de modo que decidió meterse en política. Algunos pensábamos que no iba en serio, pero Johnny se afilió a los Moderaterna, se presentó como candidato por el distrito de Estocolmo, y salió diputado en las elecciones de 2010."


Seguramente en muchos momentos se le tuvo que quedar la cara como a Ryan Gosling en Los idus de marzo, cuando descubriera las miserias y podredumbres de la política real y tuviera que tragarse tantos sapos como Paul Ryan cuando votó a favor de la expansión del gasto público que llevó a cabo ese hijo de Roosevelt que fue George W. Bush. Pero quizás sea mejor ensuciarse las manos en algunas ocasiones, y terminar haciendo tortas si no pan, que mantenerlas impolutas pero estériles.


11 comentarios:

Ainalks dijo...

Vosotros siempre practicando el onanismo político.

Penetremos: ¿ ESTAIS A FAVOR DE PROHIBIR EL ISLAM EN EUROPA, SÍ O NO?

Antonio dijo...

Además se da una circunstancia curiosa, al menos en mi caso. La mayoría de mis amigos son bastante liberales cuando tratamos temas concretos de alguna forma relacionados con la libertad individual para elegir aunque luego a la hora de las elecciones parece que se trasladan a otro plano mental y votan, o al menos simpatizan, con el PSOE. Y a otros les parece bien Rajoy o Feijóo.
En LD acaba de salir un artículo interesante de Manuel Pastor sobre el candidato Ryan.
A ver.

Carlos López Díaz dijo...

Si Liberal = Libertario, entonces está claro que sois una minoría y que vais a continuar siéndolo toda la vida. Si liberal es creer en un Estado mínimo (ahí caben muchas gradaciones, claro) y en que el principal enemigo de la libertad es el Estado (no la Iglesia, ni la moral ni la tradición), entonces tampoco el PP que sube los impuestos es liberal, aunque quizás sea el menos antiliberal de la lista que propones. Y en cualquier caso, este tipo de liberalismo tiene más posibilidades de conquistar el corazón de la mayoría, algún día.

bastiat dijo...

Cuantas veces habré dicho, no sé si me lo habrás leído, que de nada sirve predicar liberalismo, rebatir todos y cada uno de los argumentos de los socialistas de todos los partidos, quedar por encima de ellos en los debates si a la hora de participar en el “mercado de la política” no damos el paso adelante.

Cierto es que lo que ahora mismo hay, el Plib, es testimonial, pero un partido que se llama así, Partido de la Libertad Individual es un partido sólo para iniciados en la doctrina liberal libertaria y, por tanto, muy pero que muy minoritario. Lo suyo sería reconquistar el nombre que debemos tener, Partido Liberal, y tras un debate interno profundo plasmar un programa electoral de propuestas posibles y de líneas de actuación hacia el futuro para ir ganando lo que sería nuestro hueco es ese mercado.

Negarse a la participación política por miedo a que nos tengamos que tragar sapos y culebras en mas de una votación, dando algún que otro apoyo a ideas que no nos gustan es sólo una excusa burda de aquellos que no quieren asumir el reto de gobernar un país.

Y es que ese debe ser el reto, el gobierno, lo mismo para hacerlo desaparecer o reducirlo al menos a su mínima expresión, pero negarse a tener la posibilidad de actuar ni tan siquiera de Pepito Grillo en el congreso al modo de Rosa Díez, la socialista fucsia, es de necios.

No tenemos un líder, cierto, nos cuesta aceptar esa simple idea, sobre todo cuando tanto para esto, para asumir lideratos y líderes como para participar en el gobierno tenemos el ala dura de los Ancap vociferando por la destrucción del Estado y la antipolítica. Pero seguir apoyados en la barra del bar quedándonos solos en los debates porque nadie nos supera..... no es suficiente.

Jeremías Johnson dijo...

Ainalks:

Penetrar, lo que dice penetrar, Onán penetró, pero luego la sacó para correrse fuera, como en las películas porno.

El asunto del Islam (o, mejor dicho, el problema del "quintacolumnismo" musulmán en Occidente) es muy espinoso. Yo llevo años dándole vueltas y no acabo de tener claro qué deberíamos hacer exactamente al respecto.

Santiago Navajas dijo...

Bastiat, algunos liberales que han estado en política, incluso en un partido explícitamente liberal (UL, luego PL): Joaquín y Antonio Garrigues Walker, Pedro Schwartz, José Antonio Segurado, Esperanza Aguirre, Miguel Boyer, Francisco Fdez. Ordóñez...

Dada la configuración antiliberal del electorado español, considero que lo más hábil políticamente sería, como hicieron algunos de ellos, introducirse en los órganos políticos fácticos, lo que no sería óbice para trabajar también el agit-prop liberal en Internet y otros think tanks. En este sentido, incluso los anarco-conservadores serían útiles en cuanto que al lado de ellos los liberales parecemos casi socialistas. Y desde su maximalismo utópico nuestras propuestas minarquistas sonarían incluso razonables a sus oídos entrenados durante años en el colectivismo socialista y eclesial-franquista.

Un saludo a todos

Anónimo dijo...

El mito del liberal inmaculado, ser perfecto por encima de las miserias ajenas, elite reducida a unos pocos iluminados.
Es ciencia ficción de pose perfecta para un libro de Eco.
Esto parece muchas veces un pase de modelos de alta costura.
Me echo unas risas mezclado entre la basura

Anónimo dijo...

Hola, soy Esopra Montaraz.

Creo que la encuesta debería haber permitido varias opciones. Yo hubiese marcado la 1ª y la 2ª.

Anónimo dijo...

“Porque en la práctica el socialismo de mano de ideologías como el feminismo ….es cada vez más represor”.

Completamente de acuerdo.

Pablo el herrero

bastiat dijo...

Santiago, la configuración antiliberal de España se sostiene en que no hay ninguna orientación liberal en el mercado político.

Si uno viaja a los pueblos y habla algo con el paisano descubre que se puede ser muy socialista…. Hasta que le tocan el bolsillo hasta que le tocan lo suyo.

Seamos un poco conscientes de esa realidad. El liberalismo puede y debe tener su puesto en el Congreso y si bien valoro como tu el empuje Ancap en ese mismo sentido… he de decir que si bien pueden aportarnos esa medida del mas allá hacia donde ir la refutación de sus extremos ayuda más que perjudica su presencia…. Si se hace. Si se realiza ese debate. Y ese debate puede hacerse en el salón, en la barra del bar o….. enfrentándose a aquellos que quisieran llevarnos hacia ese extremismo al estar dentro del mercado electoral y como diferenciación de un cierto programa liberal con el que, no te quepa duda, todos quienes barnizar su socialismo.

Anónimo dijo...

Si liberal= carcunda, entonces es casi mejor que el liberalismo sea minoría. Así ahora te pueden robar las propiedades pero al menos te dejan poseer tu propio cuerpo.