"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, septiembre 26, 2012

Las bicicletas son para Córdoba (a pesar de los ladrones y los políticos, valga)

En el Diario Córdoba publico un artículo sobre la promoción del uso de las bicicletas en las ciudades, con Córdoba al fondo.  De pasada, el futuro de una derecha que habrá de ser liberal y moderna o desaparecer.  Como en el caso de Vitoria o de Londres, como antes Hamburgo, la coalición liberal-ecologista marcará el carril-bici del futuro político de los partidos que habrán de fusionar valores clásicamente conservadores con banderas nominalmente progresistas.


Las bicicletas son para cordoba ( Diario Córdoba - 26/09/2012 )

PD. Sí, también me han robado alguna vez la bicicleta y he tenido que sortear coches y peatones que invadían el carril bici.

PD. Ladrón de Bicicletas, Vittoria de Sica, 1948, #33 de 250

5 comentarios:

Mara Miniver dijo...


La verdad es que la bici ha cambiado totalmente la imagen de Sevilla. El carril bici, pese a sus puntos negros, ha fomentado mucho que la gente pedalee más, así que supongo que ya somos "Bike friendly". Pero, como dices, el problema es que también seguimos siendo amigos de lo ajeno y lo de que le roben a uno la bici es demasiado cotidiano. Aparte de amarrarla a conciencia hay quien se lleva encima el sillín, muy triste. Menos mal que para los que no ganan para reponer bicicleta ha llegado ese servicio que ofrece/recoge bicis por toda la ciudad a un módico precio. Desconozco lo que le cuesta al Consistorio, eso sí.

Un saludo

Posdata: Qué buena película esa, Santiago.

Jeremías Johnson dijo...

En cuanto a los robos de bicicletas, no caigamos en la tontería de pensar que España es un país de ladrones, porque las estadísticas de criminalidad en Europa no dejan a España en mal lugar. En Amsterdam, por ejemplo, los robos de bicicletas están a la orden del día, por eso casi todo el mundo usa bicicletas de segunda mano.

No puedo evitar recordar lo que decía sobre la bicicleta Giménez Caballero, (ya saben, el primer intelectual fascista de nuestra historia). GC envidiaba el uso que se hacía de la bicicleta en otros países europeos más septentrionales, donde se usaba, y se sigue usando, como medio de transporte, mientras que aquí no ha pasado de los ámbitos del ocio y el deporte.

"Las bicicletas no han tenido éxito en España. No podían tenerlo. La bicicleta ha sido, en nuestro ambiente, un vehículo curioso, ensayable; pero, al fin, vencido y relegado a uso de puro deporte".

"La bicicleta, en cambio, la hemos arrinconado en los parques o en los velódromos. Nos ha faltado verde, humedad, llanuras sin pedrizales, rutas suaves y cuidadas, calles de pavimento sano y pulido. Nos ha faltado latitud para utilizar la bicicleta: la bicicleta, este coche tan europeo, tan excelente y provechoso, el vehículo de la clase productora, del funcionario y del obrero."

Esto lo decía a mediados de los años veinte.

Es característico de todo el sur de Europa la preferencia por las motos. Barcelona, por ejemplo, es una ciudad de motos, como Roma o Nápoles. Las bicicletas, tal vez, son demasiado silenciosas, y no sirven para ligar.

La verdad es que todos estos esfuerzos que se hacen para popularizar el uso de la bicicleta en España (carriles bici y demás) no pasan de promoverla como instrumento de ocio. Aquí nunca será considerada como un medio de transporte.

Exuperancia Rapú dijo...

Un silogismo "demoniaco": San Sebastián es una ciudad espléndidamente cívica. San Sebastián vota a Bildu. Por tanto Bildu...

Y qué nos dicen de Bildu el 90% de los medios de comunicación?

Santiago Navajas dijo...

Lo terrorista no quita una exquisita educación y unos estupendos modales. Aunque sería conveniente que el civismo de qutar caquitas de perro fuese de la mano del civismo de la tolerancia, claro

Santiago Navajas dijo...

Lo terrorista no quita una exquisita educación y unos estupendos modales. Aunque sería conveniente que el civismo de qutar caquitas de perro fuese de la mano del civismo de la tolerancia, claro.

Gracias Mara por el apunte "sevillano". En mi caso no tengo mucho miedo de que me quiten la bici porque es como yo: una pieza vintage de acero, pesada y herrumbrosa. Me costó quince euros y repararla otros 50...

Tienes razón JJ que los robos están a la orden del día pero en España es todavía peor. Un amigo alemán dejo su bici, cara, durante años en la calle hasta que, claro, terminaron robándola (habrá pasado un Erasmus español por allí?) Igual es una ilusión óptica pero cada vez se ve a más gente por la calle en bici: el ejemplo, como el boca a boca, cuenta!