"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

sábado, agosto 23, 2014

Los mejores documentales de la historia



La revista cinematográfica Sight & Sound ha elaborado una lista con los mejores documentales de la historia.  Mi lista incluye algunas que no están en la británica.

1.  La batalla de Midway, John Ford.
2. All Watched Over by Machines of Loving Grace, Adam Curtis.
3. El sol del membrillo, Víctor Erice.
4. Nanook, el esquimal, Robert Flaherty.
5. El triunfo de la voluntad, de Leni Riefensthal
6. Grizzly Man, de Werner Herzog
7. India, Roberto Rossellini.
8. Sans soeil, Chris Marker
9. Las espigadores y la espigadora, Agnes Varda
10.  Historia(s) del cine, Jean Luc Godard

Se suele decir que hay que escribir con la propia sangre.  O pintar, o filmar.  Pero que yo sepa de los cineastas el único que lo ha llevado al pie de la letra ha sido John Ford en La batalla de Midway, filmada entre las bombas, que le hizo llevarse un buen trozo de metralla y un corazón púrpura.  La moda filosófica más extendida entre los documentalistas es que en-el-fondo-en-el-fondo no hay diferencia entre ficción y documental porque siempre se trata de una elaboración de las imágenes.  Que es como decir que no hay diferencia entre la astronomía y la astrología porque al fin y al cabo se trata de elaborar hipótesis.  John Ford también diseñó cierta puesta en escena para La batalla de Midway pero el factor "realidad" introducía un elemento irreductible a dicha puesta en escena que es la última diferencia entre el documental y la ficción.  Los que no diferencian entre ficción y documental son aquellos que creen que la sangre y el ketchup vienen a ser lo mismo porque ambos son rojos y el espectador no puede distinguirlos a simple vista (aunque sí con un poco de vista compleja, es decir, inquisitiva y experimentadora).



A Errol Morris (uno de esos documentalistas contemporáneos fundamentales, autores de obras clave The fog of war) el discutir con uno de los popes del relativismo postmoderno, el historiador de la ciencia Thomas Kuhn que parió el concepto de "inconmesurabilidad", le valió ser refutado con un argumento irrefutable: un cenicero.  Y es que los postmodernos se dejan llevar por el "pensamiento débil" y pasa lo que pasa...

También podría haber incluido esa lista de diez a La casa negra de Forugh Farrojzad, El hombre de la cámara de Dziga Vértov, Capturing the Friedmans de Andrew Jarecki, Punishment Park de Peter Watkins, cualquier otro de Flaherty, cualquier otro de Riefensthal, algún otro de Herzog, Tierra sin pan de Buñuel...




PD.  Luego, claro está, en la categoría de documentales científicos-divulgativos, por ejemplo, el muy recomendable El poder del dinero, de Niall Ferguson