"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, diciembre 11, 2014

El aborto en los tiempos de Gattaca



Ya online mi artículo en La Ilustración Liberal titulado El aborto en los tiempos de Gattaca, la visión liberal sobre la despenalización del aborto, de Ayn Rand a John Rawls, las argumentaciones que han (con)vencido a las visiones anti abortistas típicas de conservadores y socialistas.

PD.  El senador republicano de tendencia "libertaria" Rand Paul también usó Gattaca en un discurso sobre la despenalización del aborto pero para atacarla. 


“In the movie Gattaca — in the not too distant future — eugenics is common.  And DNA plays a primary role in determining your social class.  Due to frequent screenings, Vincent faces genetic discrimination and prejudice. The only way to achieve his dream of being an astronaut is, he has to become what’s called a ‘borrowed ladder.'

“Imagine that kind of world, like a China with a one-child rule controlled by the state … a world where man has the ability to perfect DNA. Will we get to that point where we eliminate people?  Wouldn’t it be the ultimate irony if we decided only those with perfect DNA could be born?  Would we eliminate part of our humanness, part of our specialness? Would we be flying too close to the sun?”

Pero Paul evidentemente confunde, en la típica paranoia cristiana de algunos libertarios norteamericanos y españoles, el control que pueda ejercer el Estado, como en China, con la libertad que precisamente el estado ha de reconocer a las mujeres para, dentro de los límites que planteo en el artículo, ejercer el poder de hacer con su cuerpo lo que estimen razonable.  Paradójicamente, un presunto libertario como Rand termina usando el monopolio de la violencia del Estado como un vulgar comunista para imponer al resto de personas su punto de vista moral(ista)...



9 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo Santiago, como liberal ( y en todo lo que tiene que ver con el poder del estado, totalmente anarcocapitalista), decirte que resultan cansinos los discursos del análisis del aborto desde las perspectivas feministas de los derechos mujer-feto. Ya sé que hay distintas tendencias feministas, pero al margen de las “discusiones bizantinas” de las diferencias entre ellas, en el tema del aborto sabemos todos cuales son las tendencias feministas que políticamente se acaban imponiendo (las colectivistas, o como a mi me gusta llamarlas, las feminazis).

El tema del aborto tiene repercusiones sociales que van más allá de lo que le ocurra o no, a la mujer y al feto, y por tanto, todos los análisis que sobre el aborto se hacen con base científica, filosófica o religiosa, sin tener en cuenta las repercusiones sobre los derechos de terceros a ese binomio mujer-feto, me parecen no solamente insuficientes e incompletos, sino que realimentan por omisión en el análisis el acostumbrado discurso sexista (en estos casos no de carácter machista, sino hembrista).

A veces con algunas temas, como por ejemplo la economía, se tiende a decir “que la economía es tan importante, que no se debe dejar sólo en manos de los políticos”. Siguiendo el mismo criterio, estoy totalmente convencido que “el aborto es lo suficientemente importante para la especie humana en su conjunto que no se debe dejar solo en manos de las mujeres”, pues sus consecuencias, para bien o para mal, van más allá de la propia mujer y el feto en si. Las consecuencias del aborto tiene también repercusiones demográficas que la sociedad en su conjunto goza o sufre según el caso. No sólo, en el tema del aborto el feminismo a impuesto a la sociedad la total invisibilidad de los derechos del varón sobre sus hijos.

Es curioso que el feminismo en sus objetivos políticos se guie en todo por el dogma de la igualdad de derechos, en tanto que en el tema del aborto niegue al varón (nada más y nada menos que a la mitad de la humanidad) derecho alguno a decidir sobre sus hijos y respectivos derechos de paternidad.

(continua)

Fernando Nogales

Anónimo dijo...

En tu texto, por supuesto, nada que objetar al mismo en tanto en cuanto criterios individuales a favor en contra del aborto, pues la gente podrá oponerse o no al aborto por razones religiosas, científicas, o ideológicas, pero hay un “pero”. De dicho texto se deduce que en el tema del aborto solamente la mitad de la humanidad (las mujeres) tienen derechos a materializar sus decisiones individuales.

En las actuales legislaciones de carácter feminista del mundo desarrollado, los hombres ante el tema del aborto tenemos todos los derechos conculcados, por lo que, basados en razones similares a las expuestas en tu texto, estemos o no a favor del mismo, ello es indiferente para ejercer derecho alguno. Si la mujer quiere abortar abortará y tú no pintas nada en esa decisión y si no quiere abortar no abortará; es más, en este último caso, tú como padre no tendrás ningún derecho sobre tus hijos pero si todas las obligaciones para con ellos.

Por tanto, más allá de la agresión que en todo aborto se materializa cuando una madre aborta a un feto, el aborto es también una agresión a todo varón que queriendo tener ese hijo, se le mata, o no queriéndole tener, se le impone.

Y la pregunta del millón anarcocapitalista, ¿quién es el estado para ante el dilema del aborto-nacimiento imponer a la mitad de la humanidad todos los derechos mientras los anula a la otra mitad? ¿O es que las feministas (mejor dicho feminazis) sin la ayuda del estado habrían podido conculcar los derechos a la mitad de la humanidad, que justamente ellas otorgan en exclusiva a las mujeres?

Por supuesto, estoy de acuerdo contigo que cuando las consecuencias de los hechos individuales tienen efectos sobre terceros y por tanto, el uso de algunos de los derechos individuales pueden ser conculcados, no queda más remedio que la política (como pacto ante derechos encontrados o dilemas humanos).

¡Qué casualidad! las feministas que permanentemente critican a los hombres su visión androcentrista del mundo, en el tema del aborto, su análisis sólo puede hacerse desde una visión femicentrista. Todo lo que no afecte a la mujer y al feto, no es objeto de análisis y menos de derechos.

Ya va siendo hora de que al analizar el tema del aborto salgamos de los parámetros mujer-feto del discurso femicentrista del mundo, pues mientras nos atengamos a ellos, no sabremos (ni podremos) diferenciar entre su imposición de privilegios y “políticas” (sin privilegios).

Saludos cordiales.

Fernando Nogales

Santiago Navajas dijo...

Es muy interesante tu reflexión, Fernando, para integrar al hombre en la ecuación ontológica-moral. Además, sirve también para aclarar los términos del problema. Porque aunque pueda ser pertinente, como señalas, otorgarle un peso, no sería el mismo que a la mujer y al feto. Lo que nos lleva a la cuestión decisiva, que mientras los "hunos" a la variable "feto" le dan un peso mayor que a las otras variables, los "hotros" se la otorgan a la mujer (quedando un resto para el varón).

La clave de la ecuación política llevaría a, para "contentar" a todas las partes (aunque es fundamental que dicho acuerdo se haga racionalmente y no en plan rey Salomón), a una igualación en el peso de la mujer y el feto (lo que llevaría a un plazo de tres meses, estando prohibido posteriormente). Podría quedar un resto, como decía, para el varón y así pudiese contar su voz aunque no su voto.

Un saludo cordial

JFM dijo...

Perdona pero el que no quiera concebir que se ponga un preservativo o que tome la pildora y si no le gusta pues que se joda.

Yo no veo ninguna razon de consentir que el bebé sea despedazado vivo porque no te ha dado la gana de tomarte esa molestia.

Tu libertad se acaba donde empieza la del otro incluso si no ha nacido o, puesto que ya ha habido un texto en el Pais ceo que de Mayor Zaragoza justificando el infanticidio de ninyos de cuna por aquello de que todavia no tienen una voluntad propia, si ha nacido pero todavia no habla

Santiago Navajas dijo...

No se trata de "joderse" o no. La cosa es sutilmente más complicada. Con ese nivel de discurso no es de extrañar que incluso el conservador PP haya dado otro paso atrás contra la despenalización del aborto

JFM dijo...

Pues es discurso esta basado en

1) Que tu libertad acaba donde empiez la del otro. Y no solo la del otro en edad de votar.

2) Que no estamos en el siglo XII. Medios anticonceptivos nop falmtan., Usalos en vez de venir lloorando después.

Zuppi dijo...

"Con ese nivel de discurso"
Bastante más nivel del que dice: "Mi coño, mis normas".
El ser humano tiene la suerte, o la desgracia, de pasar sus primeros nueve meses de vida parasitando a su madre. Pero eso no lo convierte en parte de su madre o en algo no humano.
Si se considera que abortar voluntariamente es legítimo porque "haces con tu cuerpo lo que quieres", debería ser igual de legítimo, estrangular, violar o dar palizas a otras personas. Solamente estás haciendo con tus manos, tus pies y tus genitales "lo que quieres".

Anónimo dijo...

“Podría quedar un resto, como decía, para el varón y así pudiese contar su voz aunque no su voto”.

Santiago, no puedo estar más en desacuerdo con tu frase, pues ello significaría “políticamente” no ser iguales ante la ley, sino diferentes mediante la ley.

….que al fin y al cabo en este tema del aborto (y en otros muchos) es lo que por “política” entiende el feminismo (tratar al varón como “segundo sexo”).

Seguiremos hablando de este tema y similares en otras ocasiones.

Saludos cordiales

Fernando Nogales

JFM dijo...

Con lo de que "Que se joda" lo que hé hecho ha sido esxepresar de una forma un tanto abrupto lo siguiente: ya no estamos en los anyos cuarenta en los que a una madre soltera la echaban de casa y todo el mundo la considerab poco menos que una p... ademas de que hoy hay muchisiams y mejores posibilidades de contraceptivos que en la epoca de Ayn Randt por lo caul lo que haya dicho me es indiferante. Hoy en dia si una mujer se queda embarazad es porque ninguno de los dos ha querido tomarse una pequenya molestia.

Recuerdo un debate en la televions francesa. Una mujer, no una pobre ignorante que no sabe ni lo que es la pildora, sino una de clase media y con estudios que habaia abortado seis veces, y como solo tenia teinta anyos las que vendrain. Puese elle encantda de haberse conocido. ESess seres humanos, algunois, de ellos yya con sistema nervios descuartzado porque a ella no le habia dado la gana de tomar medidas para no concebir (seis son muchos olvidos me parece).

Y en EEUU donde hasta el 2003 se podia matar a un bebé hasta que no hubiese salido por entero y donde ahora se le provoca un paro cardiaco en el vientre de la madre a mas de cinco meses a algunos eso todavia les parece poco. Dicen y tambien lo dijo Mayor Zaragoza en el Pais (o sea que le abrieron sus columnas) que puesto que el recién nacido todavia no tiene conciencia propia se le deberia poder aplicarle el "aborto retardado". O ssea en vez de hacerle cuchi-cuchi seria legal estrangularlo. Mejor eso que usar un metodo contraceptivo.