"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

sábado, septiembre 03, 2005

El Festival de Venecia y el cine español

Tiene razón el director del Festival de Cine de Venecia:

Hay que destruir la barrera entre arte, industria, mercado y cultura


lo que significa que

los criterios de selección sólo se pueden basar en las virtudes cinematográficas de cada película. Por ello, no me importa saber si una película es de autor o de entertainment. Un filme puede ser muy divertido, pero también muy inteligente.


las viejas fronteras entre el "entertainment", el "business" y el "arte-ensayo" han quedado arrumbadas por el empujo de lo que al fin y al cabo fue el principal reducto del "arte de masas", para las masas y por las masas (admitamos el término despectivo frente a los elitistas)

¿Cómo se traduce en la práctica? Pues Müller lo ha tenido muy claro:

Para mí el cine no puede continuar siendo clásico. Me interesa el cine que siempre se pregunta a sí mismo y al espectador, es decir, el cine en el cual el director no ofrece todas las preguntas y respuestas. De las 45 películas españolas vistas, hubo cuatro que tenían la posibilidad de entrar: Obaba, de Montxo Armendáriz; Sud Express, de Chema de la Peña; Princesas, de Fernando León, y el último trabajo de Ignacio Piñeiro. Pero cuando hemos visto las películas de todo el mundo, las españolas se cayeron solas. Si hubiera mantenido una mirada ecuménica, la Mostra tendría que haber puesto una película española en el concurso. El trabajo con el cine español fue hecho de una forma muy, muy seria. A excepción de las cuatro mencionadas, debo decir, como una pequeña crítica, que las otras se parecían entre ellas: había unas cinco con un tema muy místico, fantástico; otras cinco con un tema político-social sobre Latinoamérica, todas eran películas que ya hemos visto muchas veces antes. Esto no quiere decir que el cine español contemporáneo ande mal.

Pues menos mal que no anda mal. Es decir, que las cuatro que le parecieron "interesantes" no tenían un nivel aceptable para el Festival (y Venecia no es Cannes). Entretanto el Festival se desarrolla según las crónicas sin pena ni gloria. Esperemos que hoy Park Chan-wook presenta algo decente.

Pero no hay que perder la esperanza, ¡nos queda San Sebastián! (y el presupuesto del Estado vía RTVE)

9 comentarios:

KoKy dijo...

Saludos!!!

marine.fran dijo...

Lo que me parece flipante es lo que ha dicho: que todas son iguales. Que si problemas sociales, es decir yonkis adictos a todo o prostitutas; que si olítica, es decir, esos putos neoliberales neocons quintacolumnistas americanos tratando de frenar el gasto (derroche) público. Y que decir del nivel: ni una ¿cuántos años van ya?

En fin...

lmb dijo...

"Hay que destruir la barrera entre industria, mercado cultura". ¿Para qué o por qué hay que destruir esa barrera? ¿Con qué fin hay que hacerlo?
Yo puedo entender por qué lo hace el director, y por qué lo que sugiere es acertado en general. Una película no es un producto artístico; puede serlo, pero no tiene porqué serlo; una película de cine es un objeto "multidimensional", su valor se determina conforme a más de un eje independiente cada uno de ellos del resto: entretenimiento, bien económico, referente político, obra de arte,... En algunos de los ejes es fácil definir una métrica. Así, en el eje entretenimiento, la cantidad de espectadores que van a ver la película podría bien actuar como medida de la capacidad de entretenimiento que la citada película registra. En el eje de bien económico, los beneficios de la producción, incluyendo el merchandising de camisetas, figuritas o espadas láser proporcionarían la medida del valor económico de la película.

Mucho más difícil es determinar el valor artístico de la cinta (ello al margen de que, en muchos casos, ni el equipo de autores de la película se ha propuesto hacer arte ni se an encntrado a la musa por casualidad). En muchos casos ese valor será estrictamente cero, sin que ello mengüe el valor de la película en las restantes dimensiones. Pero en fin, este tema quizás deba ser abordado por personas más capaces.

Lo que sí que creo que es un error es confundir un eje con otro, y llamar al entretenimiento "arte de masas", y pretender además que los que pensamos que hacerlo es un error adoptamos una posición aristocrática elitista; esto último es un argumento del tipo de "A no tiene razón al decir B porque decir B es de derechas y los de derechas son malos". Yo creo que hay que ser más riguroso en la discusión y ambicioso con lo que se pretende obtener de ella.

El director del festival de Venecia puede, legítima y acertadamente, ampliar el abanico de ejes que emplea para valorar las películas que va a admitir a concursar en la sección oficial del evento que dirige. A fin de cuentas, el festival se desarrolla en un entramado social y económico que plantea sus propias exigencias, y si toda la selección estuviese formada por películas de los directores "coñazos sublimes" posiblemente la muestra no sería viable. Como gestor debe hacer lo que hace.

Pero debe hacerlo sin complejos. debe reconocer que los buenos productos cinematográficos desde la óptica económica o del entretenimiento son tan interesantes para el festival como los buenos productos desde la óptica artística, y que él debe buscar un equilibrio; no debe tratar de darnos gato por liebre diciendo que un bombazo en taquilla es una gran muestra del arte de masas.

Libertariano dijo...

Decía en Días de Cine Nando Salvá, ¡ojo a sus reportajes que son fantásticos!, sobre Nicole Kidman que a veces se decidía por películas "comercialmente estériles pero artísticamente arriesgadas"

Por ejemplo, Dogville de Trier o Eyes wide shut de Kubrick. Artísticamente arriesgadas, no lo dudo, aunque discutibles pero, PERO, ¿comercialmente estériles? Está es la típica simplificación de los que desconfían en la agregación de preferencias que hace el mercado, y cree que siempre es posible que ALGUIEN (Rousseau, Robespierre, el Ministro de Cultura de turno...) sea capaz de interpretar mejor que el conjunto de los ciudadanos la VOLUNTAD GENERAL, sea política o estética.

Por otro lado la visión elitista conduce a un marasmo industrial que imposibilita la creación de productos artísticos innovadores de forma sistemática (siempre quedarán, claro, los francotiradores)

En lo que va de año las mejores películas que he visto son norteamericanas: Gerry, Sin City, La guerra de los mundos y Charlie y la fábrica de chocolate, y en ellas se mezcla desde el producto elitista a las puras palomitas, pero todas ellas bajo el paraguas de la industria, sea en su núcleo o en sus márgenes.

Un saludo lmb, y otro para ti Koky

lmb dijo...

Lo que no pretendo cuestionar es el modo de producción. Me paece bien, evitemos el "marasmo industrial que imposibilita la creación de productos artísticos innovadores de forma sistemática", aunque Bach, Beethoven, Wagner, Schönberg, etc etc se hayan desarrollado fuera de la "industria", pero ese es otro tema. Yo creo que, de la misma forma que el hecho de que una película sea artísticamente arriesgada no determina su valor comercial, su valor comercial no determina su categoría artística.
Y al final, creo que parte del problema es que se pretenda utilizar el mismo esquema valorativo para determinar el valor ético, político o artístico. La VOLUNTAD GENERAL es un concepto que tiene sentido en el marco de las decisiones políticas. ¿Qué es la VOLUNTAD GENERAL en el terreno estético? La base de la democracia es el reconocimiento de los mismos derechos para todos; desde el momento en el que todos tenemos los mismos derechos, la VOLUNTAD GENERAL se debe construir por agregación; sólo es legítima la política que está refrendada por la mayoría. Pero, ¿por qué aplicar ese mismo criterio para el arte? ¿Es menos artística La Consagración de la Primavera porque al público le pareciese detestable en su estreno? ¿Es menos arte el producto de Van Gogh por el hecho de que no vendió ni un cuadro en vida? ¿Es menos artística El Sol del Membrillo por el hecho de que su resultado comercial sea pobre?
Creo que debemos evitar el reduccionismo. Un buen producto cinematográfico lo puede ser por distintas razones, conforme a distintos ejes, pero cualificar en uno de los ejes no implica hacerlo en todos. Vale que o toda buena película deba serlo por su valor artstico, pero no toda buena película es una obra de arte.

Libertariano dijo...

Con respecto a que el valor comercial no determina la categoría artística, por supuesto, faltaría más.

Pero date cuenta que el concepto de Voluntad General ha tenido una interpretación, y creo que así era ya en Rousseau, antidemocrática, al menos en el sentido que nosotros entendemos por democracia: "formal", "burguesa", "representativa".

Para los roussounianos, de Robespierre a Fidel Castro, pasando por Lenin y me atrevería a decir que Adorno, la Voluntad General se encarna en un Club de Notables, que son los que realmente "conocen".

Más que identificar lo artístico automáticamente con lo comercial lo que pretendo hacer ver, como señala el director de la Mostra, es que lo comercial no es enémigo de lo artístico. Y todavía más allá: que en el ámbito de lo cinematográfico (un arte esencialmente colectivo e industrial) la mejor vía (hay otras de acuerdo, pero no son tan productivas y eficientes) de producción es la que configura un núcleo netamente comercial (y amigo de lo artístico, aunque esto sólo es posible creerlo si se piensa, como yo, que la gente, el pueblo, la plebe, la masa, EN EL FONDO no es tan tonta), a partir del cual es posible, como un efecto colateral o secundario (pero muy importante, tanto a efectos de calidad como de cantidad), un cine escasamente comercial (aunque de todas formas vinculado a determinado nichos de mercado. Es decir, Gus van Sant hace un cine arriesgado pero pop, o sea: vivo. Angelopoulos hace un cine marginal, paleolítico y aburrido: ¿a quien le interesa eso, más allá de los dinosaurios de filmoteca?)

En resumen, que la vía del mercado-pueblerina es mucho más eficiente tanto a nivel crematístico ¡como también artístico! que la vía estatal-elitista.

En definitiva: hay que conseguir en España y en Europa que el mercado penetre la vida de la cultura. El mercado en lugar de corromper la cultura, la anima, porque la cultura tiene como el capitalismo la misma estructura básica: "creación destructora" En cuanto el Estado interviene (vía subvenciones, vía "defensa de la identidad cultural") la cultura, como la industria relacionada, se fosiliza y triunfan los "buscadores de renta" sobre los verdaderos artistas.

Tienes toda la razón en plantear el objeto artístico como un multidimensional. En lo que creo que no estoy de acuerdo contigo es que los diversos vectores que intervienen en el proceso se puedan analizar y considerar independientemente de los otros. Creo que una visión holista es fundamental, para comprender las vinculaciones entre unos y otros.

lmb dijo...

"El nuevo director de la prestigiosa editorial científica EMC2, Alberto Alcántara, en declaraciones efectuadas en rueda de prensa en la sede de su empresa, ha anunciado el cambio de rumbo de su línea de publicaciones. 'Hay que destruir la barrera entre ciencia, industria, mercado y cultura' afirmó, queriendo decir que 'los criterios de selección sólo se pueden basar en las virtudes editorales de cada texto. Por ello, no me importa saber si un libro es riguroso o de entertainment. Un libro puede ser muy divertido, pero también muy inteligente.'
Estas declaraciones se producen en un momento en el que, de cara a la lista de nuevas publicaciones del año que viene, se han introducido en el catálogo dos títulos dedicados al Diseño Inteligente, tras los espectaculares éxitos de ventas que las versiones originales en inglés han registrado en los Estados Unidos. 'Hemos estado sopesando cuidadosamente la lista de publicaciones para el año próximo' afrmó Alcántara, 'y las aportaciones de los científicos evolucionistas eran de mérito. Sin embargo, cuando hemos visto las publicaciones de otras escuelas, las evolucionistas se cayeron solas. Si hubiera mantenido una mirada ecuménica, EMC2 tendría que haber incluido un título evolucionista en el catálogo,posiblemente La Estructura de la Teoría de la Evolución, de Stephen Jay Gould. El trabajo con la teoría de la evolución fue hecho de una forma muy, muy seria. En general, debo decir, como una pequeña crítica, que las obras se parecían entre ellas: mutaciones, supervivencia del mejor adapado, incluso equilibrio puntuado. Sin embargo, los dos títulos de Diseño Inteligente son estupendos, de esos que interrogan al lector, que no se limitan a dar todas las respuestas. Además, que carambas, ya está bien de que una élite sacerdotal de engreídos científicos nos digan cómo es la realidad. ¿Acaso estaban ellos presentes cuando apareció el primer ser humano? No, no lo estaban, y, además, dejemos que sea el mercado el que determine, en materia de verdad científica, dónde radica LA VOLUNTAD GENERAL. Demos la bienvenida a una nueva Ciencia de las Masas.'
Después de expresarse en estos términos, Alcántara mostró las previsiones de ventas de EMC2 en el ejercicio que ahora se inica, tras lo que dio la rueda de prensa por finalizada y se fundió en un abrazo con los accionistas de la editorial."

Libertariano dijo...

Al final del primer párrafo hay una "o" y una "y" que se contradicen. Precisamente desde EEUU se ha demostrado que se puede ser riguroso y atractivo. En el caso de Jay Gould además ¡muy divertido!

La frase debería ser en el primer párrafo: "riguroso y ¿POR QUÉ NO? de entertainment" ¿No es de calidad "La peligrosa idea de Darwin" simplemente porque está escrito para un público más amplio que el meramente filosófico? ¿No son de calidad los Diálogos de Platón porque están escritos para el común de los mortales y no para las luminarias de la Academia (serían mejores los esotéricos platónicos, lo dudo)?

Hasta muy recientemente ¿no sentían los científicos europeos, sobre todo los españoles, un cierto desprecio por la divulgación y el ensayo científico?

Se puede ser riguroso Y divertido, preciso y atractivo, exacto y popular? ¿Cómo se llama tu físico favorito? Y no me refiero a Hawkins ;-)

Al igual que lo cortés no quita lo valiente, lo popular no tiene que mellar la verdad. Pero del mismo modo que la democracia directa sería la peor de las dictaduras, hay que implementar mecanismos adecuados para que el proceso intersubjetivo de elucidación de la verdad encuentre su "tempo".

jiang dijo...

You do not need any skills and more necessary rohan crone for a regular attack, but it still looks like you are using a skill. The armors and weapons which we can use our own rohan gold to buy our favorite is looking very nice. In some places you can not understand what you are doing and sometimes you did not know why and where need to spend the expensive and more rohan online crone. You can bring your own rohan money to buy Still Scroll from shop and use it on someone who you think might use bots in game. If he is confirmed to use bots later, you will get 3 equipments and some rohan online gold from him.