"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, octubre 06, 2008

Un tiro en la cabeza de un Guardia Civil (y Rosales mirando)

Cuando se interpreta una película se hace desde unos presupuestos estéticos, éticos, políticos, metafísicos, etc. En la mayor parte de los casos se ignoran los presupuestos propios del autor o los que vienen dados por las circunstancias. Pero cuando ocurre que se conocen los postulados desde los que directamente se ha hecho la película es legítimo, aunque no necesario, "comprárselos" al director y evaluar la obra en correspondencia con los que él mismo ha planteado.

No he visto la película aún Un tiro en la nuca y Rosales me da cierta pereza cinematográfica desde su primera obra (y no sólo desde la aclamada "La soledad") porque el conductismo cinematográfico me parece tan frágil y simplón como su equivalente psicológico. Así que no diré nada sobre ella. Pero sí le he visto en una entrevista en CNN y me he quedado estupefacto ante unas declaraciones de una ingenuidad melodramática que harían enrojecer de vergüenza ajena a un adolescente de 3º de ESO cursando Educación para la Ciudadanía. Resumo las declaraciones de Rosales: los etarras también son seres humanos ¡¡!! y la solución al "conflicto" viene dada por comprender al Otro ¿¿?? y la moderación "de las partes" ¡¡??

Se cumple en estas fechas la conmemoración del pacto de Múnich entre Chamberlain y Daladier, por una parte y moderada, y Hitler y Mussolini, por la otra parte, también moderadísima (se conformaban con una parte de Checoslovaquia). Como diría Orwell, todos somos moderados pero algunos son más moderados que otros.

Como decía, qué pereza...

PD. He visto en estos días un reportaje de Mercedes Milá sobre los perseguidos por el nacionalismo en el País Vasco. Y digo el nacionalismo y no sólo el terrorismo porque la red de la opresión y el acoso es una red que, como si fuese un iceberg, ETA es sólo la puntita. El próximo fin de semana se estrena un gran documental de Barbet Schroeder sobre el abogado Jacques Vergés, especializado en defender nazis y demás ralea. Vergés es presentado como un trasunto del diablo. Sin embargo, en el programa de Mercedes Milá se presenta el testimonio más terrorífico que he escuchado en mucho tiempo. El etarra Kándido Aspiazu tiene un negocio en el mismo bloque que vive Pilar Elías, a cuyo marido asesinó. Le cuenta a Milá, entre humillado y ofendido, que no se arrepiente, ¿por qué habría de hacerlo si la Causa le justifica? Y, además, añade con la conciencia de un recién bautizado, las señoras que se cruzan con él en el mercado lo paran para cubrirlo de besos. Besos le dan las señoras vascas nacionalistas, con el cesto de la compra colmado de nueces.

8 comentarios:

Revertiano dijo...

Yo también vi la entrevistita de marras. Hay que decir que instantes más tarde parece que cayó en la cuenta de las burradas que estaba diciendo y rectificó medianamente diciendo que la muerte, el asesinato era una aberración que no estaba justificado. De todas formas ya me había entrado algo en el cerebro que me impidió seguir escuchando a semejante majadero.
Esa es la cuestión, que para la progresía siempre habrá una "justificación" (¿histórica?),,, psss) para la existencia de ETA. Ellos coreaban en las manis (ahora se las llama manifas) de la Transición aquello tan rítmico de "ETA mátalos". De aquel alimento a la bestia vienen estas cagarrutas mal digeridas.
El ejemplo de Chamberlain está muy bien traído. Parece que nuestros Zapatberlaines patrios (?) están otra vez con la cosa de volver a negociar, por eso la situación es la que es y esto será siempre el cuento de nunca acabar. Que no cunda el pánico, cuando vuelva a llegar el PP al poder, con gallardón por supuesto (tampoco me fío de los del PP de verdad) volverán a volver a andar el mismo camino de la negociación. Está claro que esto es una carrera a ver quién consigue la paz, cediendo, claro, cediendo, que es gerundio.
Lo de las mujeres besando al tal en el mercado es tierno, lo de las nueces muy bien traído.
Y en el post anterior, lo de España mezclada, no agitada, un auténtico hallazgo, ¿es tuyo?

Alvy Singer dijo...

Pese a lo que diga la intelliguentzia, la película de Rosales (le guste a él o no) habla de la banalidad del Mal. No de comprender al Otro. Sino de lo insultantemente tedioso, vulgar, (si, esto también entra en humano) que es matar. Tiro en la cabeza, además de una obra maestra, habla del asesino como funcionario. Es ESCALOFRIANTE.

Alvy Singer dijo...

De hecho, Las horas del día ya iba de eso, de un modo similar. Pero bueno.

Libertariano dijo...

Rever, el tema de la violencia como forma de acción política suele llevar a la confusión generalizada. ¿Qué diferencia a John Adams de Bobby Sans o de De Juana Chaos? Hace poco, en relación a una peli sobre la huelga de hambre del irlandés leí que "no es lo mismo IRA que ETA"... Sin embargo, entre los nacionalistas vascos se suele citar al irlandés como "un caso hermano"

Lo de mezclar España se me ocurrió, aunque más bien estamos en plena centrifugación.

Alvy, tú ya la has visto y sigo resistiéndome (no me gusta lo de la sala virtual y por aquí no se ha estrenado) Pero hablar de la banalidad del mal es ya comprenderlo. No justificarlo, claro. La banalidad del mal está magníficamente representado en esas señoras del supermercado besando al terrorista como si fuera David Bisbal.

Tengo, sin embargo, mucho interés en conseguir los subs (me pierdo algunas cosas en la VO) del Hunger de Steve McQueen, que también trata de "comprender al otro"

Saludos

Alvy Singer dijo...

Por eso le digo, Rosales se explica mejor con sus películas que con sus declaraciones.

Libertariano dijo...

Por cierto, Rever el que decía cosas más interesantes es el "actor" de la película y director de arte, cuando relata como la Guardia Civil presuntamente lo detuvo y torturó (digo presuntamente porque ignoró si hubo acusación y castigo)

Libertariano dijo...

Me alegra mucho Alvy no ser el único con insomnio.

Vigi dijo...

Es una cosa surrealista!!!!Aún me sorprende lo civilizados que somos los demócratas, si esa señora fuera mi madre, y a mi padre lo hubiera matado este señor que tiene un negocio debajo de su casa, ese tio se tendría que guardar muy bien las espaldas todos los días!!!Se que me vais a criticar y pensareís que soy un loco, pero si yo fuera el hijo de esa señora, seguramente hubiera matado al etarra!!!

En fin es algo surrealista y deplorable.