"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

sábado, febrero 13, 2010

Hoy hay que comprar Público


Comenzaron con "El Estado y la revolución" de Lenin que es como si la Gaceta viniera acompañada de "Mein Kampf" de Hitler. Comparten ambos panfletos revolucionarios el de dejarte las manos manchadas de sangre -de burgueses, revisionistas, judíos y demás ralea que afortunadamente abunda por este blog- así que si no quieres acabar como Lady Macbeth mejor leerlos -se debe leer hasta los prospectos, sobre todo los prospectos- con guantes de amianto, terciopelo y acero.

El resto de la colección ha oscilado entre la obsolescencia y la somnolencia. Para eso, y siguiendo la estela deuteronómica de Zapatero, podrían haber editado la Biblia en cómodas entregas. También chorrea sangre pero es mucho más ingeniosa y, sobre todo, está mejor escrita.

Pero hoy sí que Público regala un libro que merece la pena. Clara Campoamor escribió "El voto femenino y yo: Mi pecado mortal" en el que relata como la masacraron política y moralmente la derecha y, sobre todo, la izquierda por haber defendido en el Parlamento el derecho de las mujeres al voto. La izquierda nunca perdonó a esta liberal de izquierdas que la derecha ganase las siguientes elecciones, lo que acaeció según su fino análisis porque las mujeres, como todo el mundo sabe, votan lo que digan los curas, ya se llamen JoseMaría Escrivá de Balaguer o JuanJo Millás. Tan así no la perdonaron que durante el Madrid de la Guerra Civil estuvieron varias veces a punto de llevársela los heroicos milicianos, armados con El Estado y la Revolución en el bolsillo y unas pistolas al cinto, a darle paseíllo. Eso lo cuenta en su otro gran libro, La revolución española vista por una republicana.

De la colección de Público Warren Beatty, ese gran investigador de la naturaleza femenina, realizó una adaptación de Díez días que estremecieron el mundo de John Reed.




4 comentarios:

Eloy León dijo...

Prefiero comprar el libro a pagar por ese panfleto...

Amador dijo...

No harás ni una cosa ni la otra porque la naturaleza de los pseudoliberales es la burricie

Enky dijo...

""El Estado y la revolución" de Lenin que es como si la Gaceta viniera acompañada de "Mein Kampf""

La comparación no es muy afortunada ya que Hitler también era socialista. No sería la Gaceta la más adecuada para publicar Mein Kampf sino Público.

Lo peor de Público no son los libros que publican defendiendo un sistema atroz derribado por los propios trabajadores que decían defender. Eso sí después de 100 millones de muertos. Lo peor de Público son los columnistas que aún defienden un sistema que es exactamente lo mismo que defender el nazismo, aunque la propaganda izquierdista haya conseguido, por ahora, que no tengan la misma consideración.

Chess dijo...

A Margarita Nelken, histórica socialista de la época, casi le da un patatús cuando todas las mujeres entraron a votar. En especial, porque creía que iban a votar según lo que dijera su confesor.

Y es muy irónico, porque su partido es el que se echa en la actualidad todas las flores del gilifeminismo trasnochado.

Dejaron sola a Clara Campoamor...:(