"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

martes, diciembre 02, 2008

¿Por qué es tan mala la última de James Bond?

La gracia de James Bond es que representa a la perfección el ideal caballeresco de Oscar Wilde, salvo quizás por su perfecta heterosexualidad. A Bond le sientan como un guante los puñetazos dialécticos del escritor irlandés contra los cursis culturetas, contra los relamidos intelectualoides.

Por ejemplo:

Los placeres sencillos son el último refugio de los hombres complicados.

O

La única diferencia que existe entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho es más duradero.

También

La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella.

Resumiendo

El cinismo consiste en ver las cosas como realmente son, y no como se quiere que sean.

En conclusión

La realidad es que los éxitos se los llevan los fuertes y el fracaso los débiles, y eso es todo.

Corolario

Primero son las maneras y después la moral

Pues bien, ahora ha decidido el mediocre y moralista Marc Foster que Bond sea un pequeño burgués tan aburrido como él, atormentado por problemas de mesa camilla, y lo que es peor-espantoso-horrible que las superproducciones no le van a tipos como él, que debe leer los tratados políticos de Naomi Klein y Noam Chomsky en el WC, así que ha ensayado una película artística.

Cuando alguien como Foster dice artística quiere decir plúmbea, vacía, patética, interminable y, claro, con mensaje antiglobalizador, anticapitalista, antiimperialista y anticambio climático (el guionista es, ahoh, Paul Haggis).

PD. Increíble, ni siquiera los títulos de crédito son buenos, ni siquiera las chicas Bond están buenas, ni siquiera los malos son malos (fatal el francés Mathieu Amalric de La cuestión humana) Y menos mal que ha ganado en la encuesta Shirley Bassey, porque en segunda posición lo ha hecho el artístico Paul McCartney. En cualquier caso, gracias a todos, incluso a los fans de Paul.

PD. Cualquier tiempo pasado fue mejor



16 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

¿Cómo? ¿Olga Kurylenko no está buena?

Libertariano dijo...

En la peli, me refiero. Lo que tiene todavía más crimen que el impotente de Foster no haya sabido aprovechar esto

http://www.iceposter.com/posters/Olga_Kurilenko/

snipfer dijo...

Pues a mi no me parecio mala. Como cine de entretenimiento, que es la única modalidad de cine que yo entiendo.

Mary White dijo...

Lo que me tenías que decir para no ir a verla. ¿Has hecho la crítica de Red de Mentiras?
McCartney segundo??? hay que ver...
A mí no me disgusta pero no en este caso.

Ijon Tichy dijo...

No es solo que sea una mala película de James Bond.

Es que no es una película de James Bond.

¿Donde están los gadgets de Q? Bueno, ¿donde está Q?

¿Donde están los chistes facilones de Bond tras cargarse a uno de los malos?

Salga mejor o peor retratada la Kurilenko (más bien peor), ¿como es posible que Bond no se la beneficie?

Y, en efecto, en una película de Bond hay buenos y malos. Sin ambigüedades. Y los malos no son los que dice el director de ésta que son los malos.

Un personaje lógicamente admite variaciones y evoluciones. Pero para hacer un tipo de película totalmente diferente, usen otro personaje.

Y, a ser posible, no lo hagan tan mal.

vengadorbacana dijo...

Un asesino violador y un especulador que, mediante la corrupción y la extorsión, compra toda el agua de un país para hacerse rico o matar de sed a un país ... podrán resultar vulgares pero ¿dónde está la ambigüedad?

A mí no me ha parecido mala. Me parece que Craig da el tipo como Bond: duro y despiadado, pero con los buenos.

La relación con M, tiene su morbo.

A mí me ha entretenido más que otras. Tal vez porque la mezcla de Wilde y de Jason Bourne nunca ha resultado muy viable o porque está pasada de moda. O se es uno o se es otro.

Augie March dijo...

Totalmente de acuerdo.

¿Adónde va este Bond sin Bond? La peripatética escena del aeropuerto, cuando convence con un guiño a la señorita para que le ayude...

No, Daniel Craig sería el malo en cualquier película de Bond de toda la vida de Dios.

Por cierto, como detalle, para valorar esta peli sólo hace falta leer la sinopsis oficial:

Aventura número 22 del agente 007 James Bond, personaje creado por Ian Fleming.

Traicionado por Vesper, la mujer que amaba, 007 lucha contra su deseo de transformar su misión en algo personal. Determinados a descubrir la verdad, Bond (Daniel Craig) y M (Judi Dench) interrogan a Mr. White (Jesper Christensen) que revela que la organización que chantajeó a Vesper es mucho más compleja y peligrosa de lo que nadie podía imaginar.

Información de inteligencia vincula a un traidor del MI6 a una cuenta bancaria en Haití, donde un caso de identidad equivocada lleva a Bond a conocer a la bella y luchadora Camille (Olga Kurylenko), una mujer que busca su propia vendetta. Camille conduce a Bond directamente a Dominic Greene (Mathieu Amalric), hombre siniestro y jefe de la misteriosa organización.

En una misión que le lleva a Austria, Italia y Suramérica, Bond descubre que Greene conspira para lograr el control total de los recursos naturales más importantes del mundo, y para ello está forjando un pacto con el exiliado General Medrano (Joaquín Cosío). Usando a sus socios en la organización y manipulando sus poderosos contactos en la CIA y el Gobierno británico, Greene promete derrocar al régimen existente en Bolivia, otorgando al General el control de un país a cambio de un trozo de tierra aparentemente estéril.

En un campo minado de traiciones, asesinatos y engaños, Bond se alía con viejos amigos en una batalla para descubrir la verdad. Cuando está cerca de encontrar al responsable de la traición de Vesper, 007 debe ir un paso por delante de la CIA, los terroristas e incluso de M, para descubrir el siniestro plan de Greene y detener ‘Quantum’.


Hispalibertas.

The happy butcher dijo...

Hay un fallo nada más empezar. Se supone que el final de la primera y el principio de la segunda película están conectados... pero, curiosamente no coincide... el color de las corbatas.

Eso, por no hablar de la patada en las narices que le da a la historia actual de Bolivia. El bueno de Craig (que en la primera peli me encantó) tiene una cara de besugo que no puede con ela.

A mí no me importa que Bond haya perdido los gadgets... me preocupa que no sea coherente en sus reacciones. Y eso, por no hablar de todo lo que dice Navajas sobre la personalidad del personaje, donde queda reducido a una masa de músculos con (perdón por la reiteración) cara de besugo. Yo no me entero absolutamente de nada de las razones por las que motivan a Bond, únicamente entiendo sus acciones... pero lo suyo habría sido entender realmente al personaje. Con el final de la película, lo único que puedo pensar es que, finalmente, Bond acabará siendo abstemio.

Anónimo dijo...

El verdero Bond murio con "A View to a Kill" aunque "Living Daylights' aun se salvaba hasta cierto punto. A partir de ahi perdieron el rumbo buscando un Bond mas simple con "Licence to Kill", luego al fallar eso probaron con solo efectos especiales y explosiones con Pierce Brosnan, y ahora deriva hacia una vacuedad total al puro estilo zapateril. Tras Goldeneye decidi no perder mas el tiempo con James Bond.

Anónimo dijo...

A mí me ha parecido un muermazo acojonante, no la he podido ver entera. Menos mal que no he ido al cine a verla.

vengadorbacana dijo...

... por cierto ¿cómo ha podido recibir tan pocos votos Carly Simon?

Nobody does it better
Makes me feel sad for the rest
Nobody does it half as good as you
Baby, you're the best

[...]

And nobody does it better
Though sometimes I wish someone could
Nobody does it quite the way you do
Why'd you have to be so good?

JFM dijo...

Recordemos esta replica inmortal de Jmes Bond en los tiemps de Sean Connery:

"No me hé acostado con usted por placer, sino por la Reina"

Planocenital dijo...

Es verdad, la secuencia inicial de los créditos es realmente fea. Y todo el resto de la película no se aleja mucho de eso. ¿No es acaso la escena de los botes en el agua un mamarracho como secuencia de acción?

Saludos,

Hernán.

Libertariano dijo...

Coincido con casi todo lo expuesto. Quizás ha sido la competencia de Bourne, que es otra historia, la que ha desconcertado a la factoría Bond. Este Bond de Craig parece más "americano", menos sofisticado y con más acción. Pero para eso ya tenemos a Bourne.

María no he dicho nada de "Red de mentiras" porque prefiero olvidarla. Lo de Scott clama al cielo. Es, sin duda, el director más extraño que conozco, capaz de lo mejor y, sobre todo y la mayoría de las veces últimamente, lo peor.

Mary White dijo...

Gracias Libertariano. Eso era lo que me temía... A mi también me parece digna de ser olvidada.

Miguel dijo...

terrible, verdaderamente. vacía, tonta, aburrida, pretenciosa. sin gracia, sin sentido del humor, sin encanto alguno. fea con cojones, desde los títulos de credito (de lo que más me gustó de su predecesora) hasta las escenas de acción, fatal rodadas. absurdo el protagonista, convertido en una especie de sádico sin personalidad perceptible.

ps: "Me interesaba profundizar en la estrecha línea que separa a los buenos de los malos." ?? y por eso creé un personaje que a primera vista parece bueno, pero que es obvio que es malo, pero malo, malo...
qué estrecha línea dibuja, entre el bien y el mal... y qué sutiles, reveladores, complejos, mensajes encierra este film tan trascendentemente cultural.

en los púlpitos ya están los sacerdotes, predicando. los artistas, no deben crear cosas bellas... sobrecogedoramente bellas? grr